El Gimnasio en la oficina

Ejercicios contra el sedentarismo laboral

Si tu excusa preferida a la hora de iniciar una actividad física es “no tengo tiempo para ir al gimnasio“, en esta nota podrás ver como el gimnasio va a tu oficina, con propuestas de ejercicios que podrás realizar en cualquier momento y lugar. De tal modo, podrás evitar el sedentarismo laboral, uno de los factores que atentan contra el control de tus niveles de colesterol en sangre.


Gimnasia en el trabajo

La actividad física debería ser un hábito en tu vida, de la misma forma en que duermes o comes, es necesario que destines un período de tiempo para ejercitarte. La ventaja con respecto a comer o dormir, es que no es necesario entrenar todos los días para permanecer saludable, con sólo dos horas semanales como mínimo, todos tus factores de riesgo están protegidos.

Ejercicios en la oficina

Como probablemente habrás permanecido sentado mucho tiempo, antes de iniciar la actividad, estírate como si te levantases de dormir.

  • De pie, piernas separadas un poco más allá del ancho de hombros, dobla las rodillas levemente. Brazos al costado, flexiona lateralmente el tronco dos veces, volviendo al centro cada vez, y luego cambia hacia el otro lado. Repite 50 veces en total.
  • Siéntate en una silla que no sea tan mullida, el tronco recto separado del respaldo. La manos apoyadas sobre el costado. Eleva ambas piernas a la vez con las rodillas dobladas, manteniendo la espalda derecha. Repite 30 veces.
  • Siéntate derecho, toma aire y flexiona el tronco hacia adelante espirando y contrayendo los abdominales. Sostiene tres segundos manteniendo la contracción. Vuelve a la posición inicial inhalando. Repite 20 veces.
  • Bien sentado con el tronco vertical. Apoya los dedos sobre los hombros del mismo lado. Realiza círculos con los codos. Haz 20 hacia adelante y 20 hacia atrás.
  • Coloca la pelvis bien atrás hasta tocar el respaldo de la silla. Inclina el tronco hacia adelante para estirar toda la cadena muscular posterior. Permanece 1 minuto y vuelve lentamente, vértebra a vértebra. Lo último que se levanta es la cabeza. Repite tres veces más.

Esta tarea de movimientos puedes repetirla entre 2 a 3 veces por semana.




Ningun Comentario en “El Gimnasio en la oficina”

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Loading Facebook Comments ...
Comenta en a Bajar Colesterol

Avisarme cuando haya nuevos comentarios!

Comenta en Google+